Comunicar es vital para cualquier empresa, negocio o actividad profesional. De nada sirve tener un gran producto, grandes habilidades o conocimientos, si no conseguimos darnos a conocer de forma eficaz, atrayendo a los clientes.

Pero no es conveniente improvisar: es recomendable diseñar y planificar nuestras campañas de comunicación –tanto online como offline -. ¿Cómo crear una campaña de comunicación? En la infografía, he resumido 8 pasos básicos para crear una campaña de comunicación ganadora.

Cómo crear una campaña de comunicación

Cómo crear una campaña de comunicación en 8 pasos

  1. Determinar claramente y cuantificar los objetivos de la campaña. ¿Qué se pretende conseguir? ¿Lanzamiento, notoriedad, nuevos clientes, fidelización…? Algunos ejemplos de objetivos cuantitativos pueden ser: alcanzar x conversiones (o ventas), x pruebas de producto, solicitudes de información, captación de leads, etc. en un determinado periodo de tiempo.

  2. Definir el público objetivo (target) al que nos vamos a dirigir. Por ejemplo: grandes empresas de un sector específico, personas con determinadas necesidades y/o perfiles socio-demográficos concretos, etc.

  3. Seleccionar los medios de comunicación a los que se encuentra expuesto nuestro público objetivo.  Escoger dónde concentrar nuestros esfuerzos de comunicación, estableciendo un mix de medios. Por ejemplo: publicaciones sectoriales, un determinado evento, redes sociales concretas, etc.

  4. Valorar el presupuesto: ¿Cuánto nos podemos gastar, cuánto nos deberíamos gastar y cuánto acabaremos gastando?

  5. Diseñar el contenido y los mensajes de la campaña. ¿Qué queremos comunicar?  En este punto debemos enfocarnos en nuestra propuesta de valor, beneficios, aspectos diferenciales y posicionamiento. También será imprescindible adaptar el mensaje a los medios escogidos: en Twitter es necesario concentrarlo en pocos caractéres, mientras que en la publicidad exterior adquieren mucha importancia elementos visuales como el color, el tamaño, etc. u otros como el emplazamiento, un eslogan efectivo, etc.

  6. Establecer el plan de acción de la campaña, detallando las distintas acciones que la compondrán, escogiendo el momento más oportun y definiendo su duración.

  7. Asignar responsables de la gestión de la campaña: personal de la propia empresa, colaboradores externos, una agencia, etc.

  8. Preparar instrumentos adecuados de medición y control para, una vez finalizada la campaña, dar respuesta a la pregunta: ¿Qué resultados hemos logrado con la campaña realizada?¿Hemos conseguido nuestros objetivos?

El Ejemplo de la Campaña de Lanzamiento del nuevo Samsung Galaxy 

Como ejemplo – en el que podemos divisar los 8 pasos citados -, la reciente campaña de Samsung para el lanzamiento de su nuevo móvil, de tres semanas de duración.

Hace tan solo unos días, nos sorprendieron con una original acción de marketing de guerrillacolofón final de la campaña. Se regaló el nuevo móvil Galaxy Note 8 a 200 pasajeros que viajaban desde A Coruña a Madrid.

El objetivo principal de la campaña fue limpiar la mala imagen de su anterior modelo Galaxy Note 7. Como recordaréis, se prohibió el embarque a los vuelos con ese modelo, por el peligro asociado a los problemas causados por su batería. En este sentido, la elección de una compañía áerea tan importante como Iberia como partner estratégico de la campaña, ha resultado ser todo un acierto. La estrategia de Co-branding queda perfectamente reflejada en la imagen siguiente.

Estrategia de Co-branding

La campaña se ha viralizado muy rápidamente, gracias también a la amplia difusión por parte de numerosos medios de comunicación, con la consiguiente publicity. Medios como El País, La Sexta TV, Cadena SER, entre otros, se han hecho eco de la campaña.

Por supuesto, las redes sociales constituyen el entorno ideal para la difusión de este tipo de noticias. Aquí los tweets de Samsung España y de Iberia:

En Twitter, alrededor del hashtag de la campaña, #Note8abordo, se han ido sumando mensajes de estupor, admiración, envidia y por parte de algunos, incluso ciertas suspicacias sobre la identidad de los pasajeros del avión.

En cualquier caso, una campaña atractiva y seguramente bien planificada. Espero que estas pocas recomendaciones os sean de utilidad para planificar vuestras campañas de comunicación. Improvisar no es recomendable, ya que puede suponer un despilfarro de tiempo y de dinero, que ninguna empresa puede permitirse.

Si nuestros recursos son escasos habrá que ingeniárselas para obtener la financiación necesaria y emplear preferiblemente técnicas de marketing de guerrilla pero, en ningún caso, debemos descuidar un aspecto tan estratégico como es la comunicación.

Ciao 🙂