ABOGADO DE DIVORCIOS EN ASCENSOREn un post anterior hablé del marketing en el día a día.  Pero hay también otra manera práctica de enfocarlo, que siempre me ha fascinado y procuro aplicar y transmitir: el marketing como una suma de detalles, en la que todos ellos cuentan, con el objetivo puesto no ya en satisfacer, sino en superar las expectativas de los clientes.  Esto mismo es también el mensaje subyacente del Marketing de Guerrilla. Muchas personas lo identifican con acciones sorprendentes que se desarrollan en su mayoría en la calle (street marketing). En realidad el Marketing de Guerrilla “es un medio para obtener resultados convencionales (como el incremento de los beneficios y de la satisfacción en el trabajo) con medios no convencionales, que implican energía en vez de dinero”, en palabras del padre del Marketing de Guerrilla, Jay Conrad Levinson.  Bajo la perspectiva del Marketing de Guerrilla, cada detalle cuenta y en especial cada contacto, que tú, tu empresa o tus colaboradores tengáis con los clientes, el mercado y el entorno en general.

¿Quieres hacer Marketing de Guerrilla?

1-Para empezar pregúntate cuáles son los contactos de tu marca o empresa. La respuesta será:  la web, la presencia en las redes sociales, la tarjeta de visita, cómo contestáis al teléfono, las presentaciones corporativas, el vehículo comercial, el material publicitario, la firma en los e-mails que mandáis, cómo habláis de la empresa cuando participáis en eventos y networking, como os vestís para visitar, recibir o atender a los clientes y un largo etcétera… Haz una lista de los contactos y analízalos.

2-El paso siguiente es actuar sobre cada uno de los contactos que has identificado. Progresivamente – no hace falta abarcar todo a la vez -, con energía y creatividad. ¿Cómo pueden llegar a ser más eficaces, originales, creativos, incluso sorprendentes, al tiempo que coherentes con el posicionamiento de la empresa?

3-Son muchos los ejemplos que puedes encontrar de personas o empresas que ya lo han hecho. ¡No dejes de inspirarte!  He recopilado unos pocos ejemplos – mis favoritos – de pequeñas o incluso pequeñísimas empresas, que han actuado sobre los contactos de su actividad, algunas de ellas consiguiendo resultados espectaculares en términos de publicity y de viralidad.

Cristina

 

Aquí va mi gran favorito – mis alumnos lo saben bien, siempre les saco una sonrisa con esta imagen-. Cristina imparte clases particulares y le da una vuelta de tuerca a la clásica y cansina pegada de carteles, que en su mayoría pasan inadvertidos.  ¿No es este el caso, verdad? Gracias al ocurrente error ortográfico.

 

 

Mi segundo favorito es ya todo un clásico del Marketing de Guerrilla, porque ha dado la vuelta al mundo. ¡Qué diferencia con las clásicas tiras para arrancar!

ballet

PicMonkey Collage

 

¿Tu tarjeta de visita es sexy? Porque éstas sí lo son, a la par que en perfecta sintonía con las actividades que representan: consultoría medioambiental, diseño de jardines, en fibra de carbono y escuela de yoga.

 

 

Quiero terminar con una nota de humor. Este profesional de la fontanería ha reinventado su vehículo comercial y ciertamente no pasa inadvertido.

10392594_1556179068001631_8428068540099980788_n

Lo cierto es que me hizo mucha gracia, aunque no quiero transmitir la impresión de que hay que llamar la atención a toda costa.  El Marketing de Guerrilla debe ser coherente  con el sector de actividad y con el posicionamiento de la empresa – ¿cómo quieres que te perciban tus clientes?-.

Dedica tiempo a idear y desarrollar tu idea impactante de Marketing de Guerrilla. Estos ejemplos pueden servirte de inspiración, pero para tener un gran éxito en tu mercado deberás encontrar una idea, concepto o medio impactante, a la par que novedoso. 

Mi recomendación es que trabajes cada uno de todos los detalles y de los contactos de tu empresa,  para que dé lo mejor de sí en cada contacto al que se expone. 

Por cierto, si tenéis algún ejemplo de cómo emprendedores y pyme se lucen de forma guerrillera en su comunicación y me los compartís,  estaré encantada: los colecciono 🙂