Esta tragedia – humana, en primer lugar – del coronavirus no estaba en ningún plan. Nos ha pillado desprevenidos y prácticamente todo el mundo ha vivido varias fases: incredulidad, parálisis, análisis, acción… En el terreno económico y del trabajo, dependiendo de tu sector de actividad, te habrás visto más o menos afectado. Hostelería, turismo, moda, inmobiliario, mobility, fitness presencial, por ejemplo, han sufrido un parón brutal. Sin embargo, otras actividades han alcanzado picos altos de demanda: fitness y formación online, reparto a domicilio, e-commerce en general, entre otros. En algún momento los primeros volverán a remontar y posiblemente disminuya la demanda de los segundos. En ambos casos, para seguir adelante, cash is king and queen y contar con liquidez determina la supervivencia.  La comparativa entre sectores de actividad puede observarse en la infografía contenida en el ‘Iº Barometro Covid 19 y Marketing en España‘ de la agencia Good Rebels y de la Asociación de Marketing.

Sectores de actividad ante el coronavirus

Pero también hay otros ingredientes a tener muy en cuenta para que tu empresa pueda surfear este periodo tan difícil. Y son la resiliencia y la capacidad de adaptación. En este sentido los emprendedores estamos bastante preparados. Quién emprende está acostumbrado a la montaña rusa del emprendimiento y tiene crisis a diario – aunque ciertamente no de tal envergadura -. Los términos que más se manejan en este periodo por parte de empresas, negocios, startups son: adaptación, reinvención, reconversión, diversificación, evolución, pivotar, acelerar procesos.

Cómo adaptar tu Marketing en tiempos de Coronavirus

En lo que respecta al marketing, difícilmente te valdrán ahora tus anteriores planes y estrategias, por lo que se hace necesario repensarlo y adaptarlo a los tiempos que estamos viviendo. He aquí unas cuantas sugerencias.

Repensar y adaptarte a TU cliente

Empieza a repensar desde el principio, o sea desde tu cliente. Porque si bien no existe un marketing universal, sí hay una verdad absoluta en marketing: el cliente es el centro de la estrategia.

Y el cliente ha evolucionado en estos meses. En general podemos afirmar que el consumidor es más digital y más sensible al precio.

Evolución consumidor covid 19

Por lo tanto, difícilmente tu cliente es el mismo que antes y hay que adaptarse a esta nueva realidad. Me gustó mucho la acción de marketing de guerrilla que he escogido como imagen destacada para el post. Es un restaurante sueco con su propuesta adaptada al (nunca mejor dicho) cliente, ya que da de comer a un comensal al día.  La campaña es impactante y excesiva y su objetivo claramente es alcanzar notoriedad, pero aun así nos enfrenta de forma contundente a la necesidad de que cada uno encuentre su propio camino de adaptación.

En definitiva se trata de definir de nuevo nuestra Buyer Persona, así como actualizar la propuesta de valor y los elementos de diferenciación.

Repensar la situación actual de tu empresa

Con total seguridad tampoco va a ser la misma que antes la situación en la que se encuentra tu empresa ahora. Recursos económicos, equipo humano, amenazas y oportunidades que puedas vislumbrar en el futuro cercano… Por si ayuda, te dejo aquí algunos elementos para tu reflexión.

situación empresa coronavirus

Repensar y adaptar TU marketing mix

¿Cómo ha variado y cómo adaptar a estos nuevos tiempos tus estrategias de producto, precio, distribución, comunicación?

Las 4 P del marketing

Así, por ejemplo:

  • Producto: se han creado nuevos productos (por ejemplo, home-driven, creados para ser consumidos en el hogar), reconvertido líneas de negocio, diversificado la cartera de productos, modificado embalajes. En algunos casos hasta se ha pivotado el modelo de negocio y se ha dejado de hacer lo que se hacía.
  • Precio: ante la nueva sensibilidad de los clientes al precio, se impone el esfuerzo por intentar reducir los costes a los clientes y generarles ahorro. ¿En tu caso, eventualmente tendría sentido lanzar algún producto low cost?
  • Distribución: pequeñas iniciativas agroecológicas, bares y restaurantes han abierto canales de servicio a domicilio; monitores de yoga y formadores en general han reinventado (que no trasladado) sus clases al medio online, drones de Google están entregando paquetes…
  • Comunicación: ante la imposibilidad de llevar a cabo acciones offline relacionadas con los eventos y el networking presencial, las empresas se han enfocado al marketing online. Por otra parte, el marketing ya lleva tiempo siendo una profesión digital, ya que incluso los touchpoints de marketing del mundo físico están cada vez más conectados con el digital. Entre las estrategias en boga, destacan el marketing de influencers (también micro o nano), el marketing audiovisual (videomarketing, stories de Instagram, infografías, diseños e imágenes atractivos, podcast, etc.), la tecnología y automatización vinculada al marketing (marktech) y por supuesto el marketing de contenidos, el copywriting persuasivo y la medición cada vez más sofisticada de los resultados.

Y hablando de comunicación, ¿Cómo comunicar en estos tiempos? ¿Dónde está nuestro lugar, qué estilo, estrategia, tone of voice, en estos tiempos convulsos de tanta información y griterío? Ya escribí al principio de la pandemia sobre cómo comunicar nuestra marca en tiempos de coronavirus y espero retomar pronto este tema tan apasionante, que resumiría en cualquier caso con el esfuerzo por  ‘ser relevantes, oportunos y no oportunistas, creativos’.

Repensar y adaptar la manera de hacer marketing

También se precisan métodos diferentes de hacer marketing. No es momento para hacer un plan de marketing anual, hay demasiada incertidumbre. Parecen más recomendables prácticas típicas de las metodologías Agile y Lean, con fases breves de trabajo (sprint), experimentos basados en productos mínimos viables que permitan validar, medir y aprender, así como testear ideas en escala reducida e intensificar la actividad en las que tienen éxito.

Vivimos tiempos convulsos y difíciles que requieren de nuestra parte un esfuerzo extra de adaptación, de creatividad y de resiliencia. También es necesario repensar nuestro marketing, para adaptarlo al momento actual. Espero haberte aportado elementos de reflexión y si te ha gustado mi post, te agradeceré lo compartas por si puede ayudar a otras personas.

¡Hasta pronto!