Web marketing, marketing digital, marketing online, marketing offline, inbound marketing, marketing de contenidos, marketing tradicional, marketing viral, neuromarketing, mobile marketing, video marketing… ¡Qué mareo! En este listado se mezclan estrategias, herramientas, técnicas… A menudo en el día a día, sin muchos miramientos, muchos de estos términos se desvirtúan, se utilizan indistintamente e incluso se identifican con el todo – que es el Marketing -, aún siendo tan solo una parte de ello.Para evitar errores y conocer el significado exacto de cada uno de estos términos, recomiendo el post muy esclarecedor de Carla Hernández Cuéllar «Diccionario de Marketing: 45 estrategias y definiciones«.

Apuntada la necesidad de distinguir entre un término y otro y sobre todo de no confundir el Marketing (con la eme mayúscula) con cualquiera de ellos, entro ahora en las reflexiones principales de mi post de hoy.

¿Cómo es el Marketing actual?

1-El Marketing (con la eme mayúscula) es comparable a un bosque – para hacerlo más visual -. El bosque tiene árboles, pero también plantas y flores – ya que no todos los elementos del bosque tienen categoría de árbol 🙂 -. Así, por ejemplo, el marketing digital es un árbol, mientras que las redes sociales son plantas – en este enfoque, Twitter es una “flor” 🙂 – La comunicación es un árbol y las relaciones públicas son plantas, al igual que la publicidad.  Para ahondar en el ejemplo, añadiría que el marketing experiencial o el marketing de guerrilla son tonalidades de color del bosque, que puede ser más claro o más oscuro…

2-Lo importante es no perder de vista el bosque (del Marketing), siendo además conscientes de que el bosque no permanece constante en el tiempo: está vivo y evoluciona. El Marketing actual, él de hoy en día, se basa en nuevos supuestos y tiene nuevos principios. Ya lo reconoció Philip Kotler – la máxima autoridad en Marketing – en una famosa conferencia realizada en el Forum Mundial de Marketing y Ventas, en Barcelona, en octubre de 2004.

“El Marketing tal como lo conocemos está acabado y tiene que evolucionar” – dijo.

Internet ha revolucionado el corazón mismo del Marketing. El enfoque sigue siendo el cliente, pero ¡Cómo ha cambiado ese cliente! Ahora los consumidores están conectados, informados, son más exigentes. “El poder lo tiene el consumidor”.

En la era de los mass media se les segmentaba en categorías rígidas y se les hacía llegar mensajes “enlatados”. Tras la revolución que supuso Internet – en el centro de esta evolución se encuentra el marketing digital –, ahora es más importante lo que comentan los demás consumidores que lo que las empresas declaran. Ya lo afirmaba con rotundidad el Manifiesto Cluetrain en 1999. Su primera tesis es: “los mercados son conversaciones”.

Y esta es la realidad actual. En la que se hace necesario, por parte de las empresas,  dialogar, relacionarse con las personas, buscar el feedback , establecer relaciones.

Sin embargo seguimos viendo empresas cuya estrategia se centra en “vender” , en interrumpir para publicitar sus excelencias. En vez de solucionar problemas para los clientes –  e incluso junto con ellos-, en vez de construir experiencias para ellos, se empecinan en venderse.

Y esta es la realidad actual. En la que se hace necesario, por parte de las empresas,  dialogar, relacionarse con las personas, buscar el feedback , establecer relaciones.

Sin embargo seguimos viendo empresas cuya estrategia se centra en “vender” , en interrumpir para publicitar sus excelencias. En vez de solucionar problemas para los clientes –  e incluso junto con ellos-, en vez de construir experiencias para ellos, se empecinan en venderse.

Voy a poner un ejemplo muy cercano. ¿Qué pasa a menudo, cuando nos hacemos seguidores de alguien en Twitter? Muchas veces recibimos inmediatamente un mensaje privado con agradecimiento e invitación a visitar su web, dar un “me gusta” a su página de Facebook, bla, bla, bla.  Personalmente esta irrupción me desagrada y confieso que no ha habido una sola vez que haya seguido sus consejos… Considero que el perfil público de Twitter es suficiente para ofrecer la información básica de contacto. Será tarea de cada uno atraer a los potenciales interesados y esto se hace mediante contenido interesante.

Para ilustrar el cambio experimentado por el Marketing y su realidad actual, he encontrado este magnífico vídeo realizado por la agencia alemana Scholz & Friends y publicada por Marketing Directo.

En esta óptica, pierde sentido diferenciar entre marketing online y offline. En el Marketing actual la integración es absoluta. Son dos caras de la misma moneda. Lo que realmente importa es entender cómo han evolucionado los clientes y cómo relacionarnos con ellos. El cliente – ahora y siempre – es el centro del Marketing.