El marketing de guerrilla NO consiste en atraer la atención a toda costa, ni debe asociarse únicamente a acciones impactantes o incluso estrafalarias.

En cambio, el marketing de guerrilla es una fina estrategia, que implica tener una actitud determinada y emplear una metodología con el propósito de moldear con fuerza el marketing y en especial la comunicación. Su gran baza y mayor atractivo es que permite comunicar eficazmente, con el mínimo desembolso económico. En mi post anterior sobre marketing de guerrilla profundizo en sus fundamentos y en los pasos para ejecutarlo. 

Las armas del marketing de guerrilla

Bajo la perspectiva de «guerrilla», “marketing es cada contacto que cada persona de la empresa tiene con cualquier persona del mundo exterior”. Por lo tanto existen tantas “armas” para el marketing de guerrilla como contactos tiene un negocio con los clientes y el entorno. En el taller veremos ejemplos reales y realizaremos prácticas para incorporar el marketing de guerrilla al día a día, trabajando sobre “los contactos” del negocio, transformándolos y creando posibilidades novedosas.

¿Todo el mundo puede hacer marketing de guerrilla?

En realidad el marketing de guerrilla requiere actitud y un cambio “de chip”. Para emplearlo con éxito se requiere apertura, curiosidad, no tener miedo a experimentar cosas nuevas y voluntad de aprender constantemente. El marketer de guerrilla también debe contar con tenacidad y paciencia, empatía, creatividad, generosidad, energía, enfoque y acción.

¿El marketing de guerrilla se puede aplicar a cualquier negocio?

La respuesta es NO. El marketing de guerrilla no es un barniz mágico que podamos aplicar a cualquier negocio con la esperanza de que experimente una transformación milagrosa.

Asentar las bases de la empresa es condición imprescindible para emplear con éxito el marketing de guerrilla. Diferenciación y propuesta de valor son los pilares sobre los que apoya el Marketing. Ahí es donde hay que empezar a trabajar.

Ya lo decía en mi post «Para el éxito ¡Diferenciación!» :

“Sé bueno…o sé el más barato”
“Sin diferenciación, solo podrás competir por precio”

El plan de marketing de guerrilla

No hay que confundir la creatividad con la improvisación. Todas las acciones de marketing de guerrilla son intencionales, conllevan un trabajo previo y las respalda una estrategia clara. La planificación es importante y hacer un plan de marketing… de guerrilla siempre es una buena decisión.

Si puedo ayudarte con tu marketing de guerrilla estoy a tu disposición. Si te animas a practicarlo, nos vemos el 11 de mayo en el taller de la Cámara de Comercio de Madrid 🙂